Descubre PLADUR®

Hacer un tabique para una puerta corredera

 

Cuando se pretende realizar una puerta pero no se desea perder metros innecesarios en las habitaciones, una solución muy sencilla es realizarla con tabiques de Pladur®. Las dos formas más habituales son:

 

1.- En el mercado existen armazones para puerta corredera especiales para tabiques Pladur® que son de gran ayuda a la hora de facilitar la instalación de estas puertas. Además de contener la estructura auxiliar para instalar en los tabiques Pladur® y crear la cámara necesaria para permitir que la hoja de carpintería se oculte en el hueco del tabique, contiene el dintel de madera y las molduras de acabado, perfiles de carril y rodamientos, facilitando el trabajo posterior del carpintero.

 

2.- Si ya conocemos el trabajo de bricolaje de los Sistemas Pladur®, puede ser interesante y mucho más económico el crear nosotros mismos un tabique de doble estructura de Pladur®, compuesto por dos bastidores de estructura de montantes y canales paralelos, con la única salvedad que tenemos que dejar entre estas estructuras la separación adecuada para permitir y ocultar con holgura el paso del espesor de la puerta. Se debe rigidizar ambas estructuras uniéndolas entre ellas y en tres puntos distribuidos en toda su altura mediante cartelas atornilladas de placa. Esto no se realizará en la zona proyectada para el paso de la hoja de madera, pero sí en el resto de montantes.


Posteriormente, se debe fijar el dintel de madera a los puntos de cargadero realizado con las subestructuras de acero, que sirven como unión rígida entre la estructura doble de este tabique. Ya solo faltaría atornillar las placas de ambos lados exteriores para que un carpintero concluyese nuestro trabajo y que con los elementos de cualquier fabricante de accesorios para puertas correderas (rodamientos, cuelgues, guías, etc.)  se finalizase la instalación y molduras de la puerta.

 

3.- En el caso de tener ya un tabique, la solución sería muy parecida a la anterior, simplemente creando un único trasdosado autoportante de Pladur®, con la salvedad de dejar entre el tabique que tenemos y la estructura del trasdosado el espacio necesario para  permitir y ocultar con holgura el paso del espesor de la puerta que se quiera. Después de fijar los montantes del trasdosado al tabique por medio de angulares, el resto de instalación seguiría la misma metodología de trabajo que el punto anterior.